¿Y todavía hay alguien que dude que la SGAE se comporta como una organización mafiosa? No me jodan.

Primero, reclaman el 10% de un concierto benéfico en el que actuaba David Bisbal cantando canciones de otros autores (nota mental: como oiga a Bisbal defendiendo la labor de la SGAE en el futuro, historia corrosiva al canto con referencia a esta) con el objeto de recaudar fondos para Juanma López, un niño que tiene una enfermedad genética degenerativa llamada enfermedad de Alexander. Y yo, que soy padre, pienso en el calvario que tienen que estar pasando ese niño y sus padres y se me caen los cojones al suelo de la angustia. Y se me caen doblemente pensando en que aparezcan unos mafiosos a pedirme el impuesto revolucionario por un concierto benéfico para ayudar a mi hijo.

Ahora reculan los muy miserables, pero será para no tener peor imagen de la que tienen ya. De todas formas, si se creen que salvan la cara con ese gesto, van listos.

Si las entidades de gestión de derechos de autor (y la SGAE no es la única) desaparecieran de la noche a la mañana, este sería un mundo un poquito mejor.

PS La SGAE podría haberse puesto en contacto con los autores de las canciones que iba a cantar Bisbal (porque no eran suyas), de forma que estos cedieran los derechos para el concierto. ¿No se supone que están para eso? Pero nooooo, qué coño. Ellos están para cobrar. Lo demás es morralla.

PPS Gracias por el chivatazo, Mayor Kong.