Tengo esta historia en borrador desde el 24 de septiembre, más que nada porque necesitaba un rato para poder escribirla. Esta no es una de esas historias que suelo montar en cinco minutos :)

Ayer les hablaba de fotografías en color de la Segunda Guerra Mundial. Hoy voy a hablarles de los primeros aviones a reacción de la historia, obra de la ingeniería de guerra alemana en aquellos tiempos. Procuraré ser breve, porque voy a enlazar los artículos de la Wikipedia que hablan de cada uno de los aviones que voy a mencionar.

Messerschmitt Me 163 Komet

Messerschmitt Me 163 Komet

El Me 163 Komet fue el primer avión de la Segunda Guerra Mundial en desplazarse mediante un cohete a reacción. Vista la forma rechoncha que tiene, uno se pregunta si eso podía volar. Pues resulta que podía. Más o menos.

Este avión nunca pasó de ser un prototipo caro. Se construyeron muy pocos modelos, y solo se puso en servicio de combate en 1944. Sin embargo, tenía un par de problemas bastante serios:

  1. El tren de aterrizaje tenía la mala costumbre de soltarse durante el despegue, lo cual suponía un pequeño problema cuando el piloto quería aterrizar. Eso si las ruedas no lo mataban antes del castañazo contra el fuselaje, claro.
  2. El avión tenía una autonomía de ocho minutos, así que solo servía como caza interceptor en zonas puntuales. En cuanto los pilotos aliados le cogieron el truco, esperaban a que tuviera que regresar a la base para freirlo a tiros.
  3. No había ningún modelo de ametralladora lo suficientemente rápido como para evitar que el propio avión se destrozara a si mismo con sus propias balas cuando hacía un picado.
  4. La cabina no estaba presurizada, así que cuando el Komet subía hasta una altura de 15.000 ó 18.000 metros, al piloto podía hervirle la sangre (literalmente) de repente. Solo llevaban una mascarilla de oxígeno.

Esto que comento en tono ligero, en realidad representaba una serie de limitaciones que volvían inoperativo al aparato. Lo mejor que tenía era su increíble velocidad punta (casi 900 Km/h), contra la cual no había avión Aliado que pudiera competir.

Messerschmitt Me 262 Schwalbe

Messerschmitt Me 262 Schwalbe

El Me 262 Schwalbe, al contrario que el Komet, sí fue un caza operativo en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, aunque su desarrollo comenzó antes de que empezara el conflicto.

Este avión fue concebido como un caza de combate para la lucha contra otros cazas Aliados (dogfighting). Sus ametralladoras de 30 mm y su velocidad punta de 870 Km/h hacían que ningún caza Aliado pudiera acercársele ni de coña. Como contrapartida, no resultaba tan maniobrable, en parte por el tamaño de las alas y la velocidad endiablada que pillaba. También tenía una mayor autonomía, de entre 60 y 90 minutos, lo cual hacía que fuera especialmente operativo en la lucha contra la ofensiva Aliada de bombarderos en suelo europeo.

El mayor problema que tuvo este avión tenía bigote y era bajito. Me refiero a Hitler. El Führer estaba empeñado en que el Me 262 debía funcionar como un bombardero táctico, lo cual era una gilipollez, porque estaba diseñado específicamente como un caza de combate.

La falta de dinero, materiales y personal para la fabricación en serie del Me 262 supusieron el mayor problema de este aparato, que de haberse fabricado en masa, hubiera puesto en serios aprietos al mando de bombardeor Aliado. En cualquier caso, el diseño de este aparato sirvió de inspiración para muchos modelos de avión a reacción posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Horten Ho 229 Nurflugel

Horten Ho 229 Nurflugel

No, eso de ahí arriba no es la foto de un platillo volante. ¿Se creían que fueron los estadounidenses los que inventaros los aviones de tipo flying wing? Pues no. Fueron los alemanes.

El Ho 229 Nurflugel fue el avión más avanzado de su época, y surgió como un proyecto especial apoyado por Hermann Göring para obtener un bombardero de larga distancia capaz de dejar su carga de bombas en las Islas Británicas y volver indemne tras enfrentarse a los cazas de la RAF. Las pérdidas de bombarderos de la Luftwaffe sobre territorio británico eran brutales, por lo que la idea estaba bien enfocada.

A diferencia de los dos aviones anteriores, el diseño de este aparato fue tan brillante que su rendimiento, desde el principio, superó todas las expectativas. Tenía una velocidad punta de casi 1.000 Km/h y una autonomía de casi 2.000 Km debido a que su diseño aseguraba un consumo bajo de combustible. Para rizar el rizo, el avión estaba construído con materiales y pinturas antirádar para escapar a la detección de la red de control del espacio aéreo británico.

Ya saben de dónde salió el diseño del cazabombardero B-2, ¿no? Los servicios de inteligencia Aliados se dieron prisa por capturar las bases de producción de estos aviones para poder capturar los diseños y evitar de paso que cayeran en manos soviéticas.

Otros aviones a reacción

Estos no fueron los únicos aviones a reacción de la Segunda Guerra Mundial. La Luftwaffe desarrolló el Messerschmitt Me 328 como caza parásito de protección para bombarderos. Es decir, este avión se acoplaba en la parte superior del bombardero y se soltaba en caso de ataque por parte de los Aliados.

El Messerschmitt P.1095 era un caza a reacción similar al Messerschmitt Me 262. Fue abandonado porque el motor, en la parte inferior, tenía la desagradable tendencia de explotar, y su rendimiento no era tan bueno como el del Me 262. Sirvió como semilla para el desarrollo del Me 328.

También hubo un bombardero integral en las flotas alemanas: el Arado Ar 234 Blitz. Cuando este bombardero ponía sus mototes a pleno rendimiento, no había ningún caza aliado que pudiera echarle las balas arriba. La crónica falta de combustible que sufrió Alemania en los últimos compases de la Segunda Guerra Mundial mantuvo en tierra a la mayoría de estos aparatos.

Y para finalizar...

Por suerte para nosotros, Alemania nunca dedicó muchos recursos a este tipo de aparatos, y cuando quiso hacerlo, ya no contaba con los medios necesarios. Creo recordar que incluso se hicieron algunos prototipos de Me 262 de celulosa porque no se encontraban materiales de fabricación decentes.

Portada del libro 'Luftwaffe Secret Projects: Fighters 1939-1945'Por cierto, buscando información para esta historia me encontré con un libro muy curioso: Luftwaffe Secret Projects: Fighters 1939-1945. Si alguien quiere regalármelo para Reyes, hombre, tampoco diré que no, jijijij.

Actualización (07/12/2005)

Rastreando en la Wikipedia he encontrado un enlace complementario que viene muy bien: lista de aviones a reacción en la Segunda Guerra Mundial (en inglés).