El otro día estaba hablando con mi novia (más bien mi futura esposa, en breve plazo) acerca del posible color de ojos de nuestros también futuros chiquillos. Especulaciones ociosas en momentos de supremo aburrimiento, más que nada.

Como los dos nos acordamos levemente de los cálculos genéticos que veíamos en el instituto para saber el fenotipo, nos propusimos averiguar qué posibilidades tenemos de que los babies salgan con los ojos claros. Bueno, la intención nos duró unos cinco minutos, cuando nos dimos cuenta de que recordar levemente significa no recordar nada de nada de lo que vimos en el instituto.

Sin embargo, maravilla de las maravillas, siempre hay algún invento en la red para echarte un cabo, y en este caso lo he descubierto gracias a una historia de Microsiervos. El invento en cuestión se denomina EyeCalculator... Pruébenlo a ver qué tal :)

PS A mí me dice que tengo un 43% de probabilidad para verde, un 50% para marrón y un 7% para azul... Como sea verdad, nos llevamos un disgusto, jiji.